A día de hoy está más que demostrada la relación entre la mente y el cuerpo y la existencia de trastornos psicosomáticos. Una mente estable y feliz contribuye a la fortaleza de nuestro sistema inmunitario. Si el sistema inmunitario es el encargado de combatir a las infecciones y a las células tumorales, no queda duda sobre su trascendencia. Por tanto, la alegría es la mejor medicina preventiva que podemos recetarnos. La homeopatía resulta muy eficaz ya que actúa sobre el fondo de la persona, ayudando a una regulación natural del propio organismo.

La homeopatía es un camino seguro, suave, efectivo y no tóxico hacia el restablecimiento y mantenimiento de la salud. Se trata de un tratamiento holístico, personalizado en el que la persona es considerada como única con sus propios y particulares síntomas, no como una enfermedad entendida con un nombre o etiqueta. Dichos síntomas son los que nos guían hacia la elección del remedio específico, derivado de sustancias que provienen del reino animal, mineral y vegetal, cuyo objetivo es estimular el organismo con sus propios recursos y capacidades. El cliente generalmente experimenta una mejora a todos los niveles, no exclusivamente en los síntomas que venía presentando.

Las enfermedades que pueden tratarse con la homeopatía son múltiples, tanto en el plano físico como emocional. Depresión, trastorno por déficit de atención, hiperactividad, síndrome del ovario poliquístico, síndrome de colon irritable, miomas uterinos, síndrome de fatiga crónica, psoriasis, acné, eccema infantil, cistitis recurrente, tenia intestinal; además de cualquier dolencia aguda como gripe, broquitis, otitis, esguinces, contusiones, fracturas de huesos, etc.

@lasalagea

 

www.evalopezsala.com

Anuncios