Aquí hay dos tipos de personas, los que siguen dormidos y sonámbulos en el holograma que nos hacen ver y creer como realidad y los que estamos despiertos y no encajamos, en los que me incluyo públicamente. Toda esta falacia que nos están haciendo vivir, solo sirve para taparnos con un velo y para que perdamos de vista quienes somos realmente.

Soy de esas personas que creen que estamos aquí para algo más que para ver cómo deciden por nosotros qué hacer con el dinero que producimos a cambio de aire, comida, agua, compresas, pañales, una enseñanza que lo único que hace es capar e impidir que ya desde niños perdamos la natural sabiduría con la cual nacemos, todos éstos derechos básicos y fundamentales.

También hay quien quiere que desaparezcamos, como no, pues con nuestras propuestas de autoconocimiento, estudios de la kabalah, metafísica, filosofía o incluso la física unida a la espiritualidad como ya hace un tiempo que algunos renombrados personajes estudian y corroboran, conseguimos que cada vez más personas se conecten a lo que son, a su esencia. Esto les da miedo, porque a más conocimiento menos sometimiento, a más cultura más nos cuestionamos las cosas, lo que los pone en tela de juicio y en posición de perdedores.

La situación que vivimos en este país y en otros que no salen en la tele nos intenta separar y disgregar, haciendo que vivamos en la dualidad para hacernos sentir culpables por vivir como vivimos o simplemente vivir.
Su ineficacia, analfabetismo y egoismo salen a la luz porque han perdido su luz. No saben quienes son ni quieren saberlo porque eso es improductivo en materia de poder y de dinero. Perfieren discutir a quién comprar armas para matar a un congénere que aceptar que tenemos otros propósitos como seres humanos.

No conseguirán, al menos en mi, que baje a sus densas y oscuras frecuencias, sigo creyendo que mi propósito de vida no es éste y tampoco estar en este holograma falso.
Seguiré con mi profesión dando la mano a las personas que con su linterna quieran recavar en la oscuridad para recuperar la luz que un día tuvieron y que les arrebataron a golpes de televisión, noticias y otras operaciones lúgubres y encubiertas de manipulación colectiva.

A mi no me representan estos rufianes que pretenden con su ego mal trabajado y no identificado, hacerme creer que soy de su rebaño.
Mi autoestima y mi conexión conmigo no me lo permiten y si quieren quemarme en la hoguera por hereje o por bruja, lucharé hasta el final por mis valores y principios y volveré.

Y cuando vuelva seré aún más fuerte.

Piensa, piensa, piensa, lee, lee, lee, infórmate, infórmate, infórmate, abre tu mente, abre tu mente, abre tu mente, siente, siente, siente.
Conecta con tus principios, con tu potencial, con tu propósito. Olvídate de lo material, no hablo de posesiones materiales. Piensa en tu linea de vida, en qué quieres para ti, para tus hijos, para las personas que amas y dáselo, haz que pase.

Busca tu centro, conecta con tu esencia, con lo que realmente amas y quieres. Estoy segura de que no es nada de lo que ves en este holograma que han creado.
Y si lo es, entonces seguirás encontrándote mal e incómodo, porque ése no es el estado natural del ser humano y por eso te quieren en este estado, como un zombie, enfermo y débil. Así eres dominable y manipulable.

www.evalopezsala.com

Anuncios