Los nutrientes esenciales son aquellos que no pueden ser sintetizados por nuestro organismo pero los necesita para su normal funcionamiento, por eso los almacena cuando los obtiene del exterior.  Son las vitaminas, minerales, ácidos grasos, aminoácidos. Todos ellos los podemos obtener mediante la alimentación o un suplemento, pero debemos saber que tanto su carencia como su exceso pueden dañarnos.

El exceso puede proceder de estos complementos que a veces ingerimos de manera indiscriminada, tan solo porque culturamente se encuentran con facilidad en el supermercado o en la parafarmacia, como si no necesitaran supervisión. Ojo con estas autoprescripciones porque las consecuencias son más vastas de lo que creemos. Estoy hablando de las vitaminas.

En el caso de los metales, también se pueden presentar en exceso en nuestro organismo,  estamos constantemente expuestos a pesar de su aparente inocuidad. Se encuentran en el agua del grifo y en alguna embotellada, en los productos que usamos a diario de perfumería, cosmética e higiene del supermercado, por ejemplo. También en los alimentos que ingerimos si están contaminados por antibióticos, pesticidas y otros tratamientos. Son invisibles y no podemos adivinar que estamos intoxicados por uno de ellos, pero todos tienen acción biológica y pueden interferir en la absorción de otros metales, crear malas sinergias e incluso anular efectos de otros tratamientos médicos. Por tanto, es importante conocer qué tenemos que hacer en caso de presentar síntomas sobre todo de carencia de alguno de ellos, ya que el exceso como he dicho, es más difícil de detectar si no se hace un test específico.

Hay mucha información sobre oligoelementos, vitaminas, ácidos grasos y la manera de obtenerlos mediante la dieta. La nutrición y dietética estan en auge y gracias a esta tendencia existe mucha oferta para su consulta. De todos modos, si cualquiera de vosotros detecta algún fallo en el sistema, recomiendo encarecidamente que vayais a vuestro terapeuta o médico para que  realice las pruebas o análisis que crea convenientes antes de tomar cualquiera de estos suplementos.

Una de las pruebas fiables que sirven para detectar una posible intoxicación por metales pesados o la carencia de oligoelementos esenciales es un Mineralograma. Los síntomas se pueden presentar en forma de debilidad, problemas de infertilidad, alergias, insomnio, etc. El test consiste en un análisis de una pequeña muestra de tu cabello, donde se encuentra toda la información ya que el pelo la conserva en sus células. Esta muestra se envía al laboratorio especializado y en 20 días tendremos los resultados.

En @LaSala Gea te proponemos realizar este test y restablecer el orden alterado con la seguridad de conocer qué está perturbando tu bienestar y proponerte el tratamiento adecuado. No dudes en pedirme más información, por mail o por teléfono.

 

www.evalopezsala.com

 

Anuncios