Superfluo, prescindible, redundante, trivial, banal, pueril, temporal, circunstancial, sobrante. Los pormenores, pasan, mientras tanto vives o sobrevives en tanto en cuanto puedas desoír que estás obligado a ver la parte positiva de lo que te está pasando y lo que te está enseñando.

Si no lo haces así, no lo estás haciendo bien. Te vigilan y clasifican los gurús en esta materia. Sí, sí… en persona negativa o positiva.

Este año 2016 ha sido eso, superfluo, prescindible, redundante, trivial, banal, pueril, temporal, circunstancial, sobrante.

Inputs que provienen del mundo de la comunicación, acontecimientos personales y algunas cosas más que no vienen a cuento, han formado parte de este 2016.

Por eso, Yo Decreto:

A la mierda el pasado y si he aprendido lo que tenía que aprender.
A la mierda las creencias sobre lo que está bien o lo que está mal.
A la mierda el standard de amistad solapado de falsas buenas intenciones encubiertas por las carencias del otro.
A la mierda las falsas familias que se mandan whatsap y sólo se ven una vez al año.
A la mierda creer que el emprendedor es libre.
A la mierda los falsos gurús que desprestigian al Ser Humano haciéndole creer que no sabe Ser.
A la mierda la publicidad subliminal.
A la mierda los límites que no te dejan ver que no hay fronteras.
A la mierda las ONG’s financiadas por mentirosos.

Adiós año 2016, año 9, año de fin de ciclo. Gracias
Bienvenido 2017, año 1, año de inicio. Gracias

Lo que tenga que ser, será.

Anuncios