No todo depende…

Llevo días pensando, llevo días con una crisis de fe. Comparándolo, sería una crisis que tiene una monja después de muchos años de búsqueda, de entrega y de matrimonio con Dios; de repente, se da cuenta de que todo lo que había creído durante años, se desvanece o como poco, se enturbia con niebla espesa. Y hay que cambiar patrones, otra vez, cambio de rumbo. Sí, definitivamente es una crisis de fe. Es un tanto inmaduro e infantil creer que uno puede cambiar las cosas porque todo depende de tu actitud. No es así, no todo depende de la actitud. La actitud ayudará a encarar los inconvenientes y las trastadas de la vida, pero no cambiará las cosas.

Toca cambio de nuevo. Nadie dijo que fuera fácil. Pero tampoco pensemos que somos omnipotentes y alcanzamos a todo y además con buen humor y siempre con el cuerpo al 100%. Sí, llego a la conclusión de que la famosa cita de no sé bien quién, tiene razón “a veces es el karma… a veces es por imbécil”. Por imbécil o por tener fe. Por creer en ti, creer en lo que fervientemente has estado luchando durante años. No sé cuántas veces he alentado a personas para que persigan su sueño. ¿He estado engañando, entonces? No lo sé, ahí mi crisis de fe. Hay cosas que se nos escapan de las manos, como lo que directamente no depende de nosotros y son bastantes las cosas que no dependen ni de nuestra actitud ni de nuestras acciones.El truco reside en aplicar la serenidad y el reconocimiento de la realidad. La actitud sana es la de reconocer que no podemos con todo, de acuerdo. Cuando un sueño se desvanece, solamente podemos seguir adelante y agarrarnos a otro, suceda o no. Tener una mirada integrada con la realidad, es lo que realmente ayuda a seguir, decir SI a lo que realmente salga y sea.

No hay gurús que contengan la verdad, ni terapias que te arreglen la situación. La situación es la que es, con lo que hay, enterito. No valen las auto-excusas ni las justificaciones. Mirar hacia adentro, como decimos los que nos dedicamos a esto del autoconocimiento, al coaching y acompañamiento es a veces una pequeña falacia. Quien crea que como coaches no tenemos crisis de identidad o de fe o castañas contra un muro, está muy equivocado. La verdadera razón por la que nos dedicamos a esto es porque sabemos de primera mano cómo funciona la vida, por la propia experiencia, por habernos estrellado contra un muro. No es cierto que por el hecho de ser coach o terapeuta, estés limpio de polvo y paja, sino todo lo contrario. Vender bienestar y salud está muy bien, pero no es del todo cierto. La salud está en la aceptación y el ser humano no está hecho para aceptarlo todo porque sí. El ser humano tiene conciencia y la conciencia lleva consigo al ego. Y, como ya sabemos, el ego forma parte integrante del juego de la vida.

¿Qué le cuentas a una persona, como hay muchas en estos últimos tiempos, que está perdiendo el trabajo, que no le entra dinero en casa, que está desesperado por tirar adelante, que tiene hijos que alimentar, que le han quitado la casa donde vivían por no poder pagar la hipoteca? ¿Que vaya a un coach porque no está gestionando bien las cosas y él le va a guiar para que encuentre su camino? Vale, ¿con qué dinero?.
La frustración es el paso siguiente, la impotencia ante hechos que no puedes solucionar porque no está todo en tus manos. Puedes seguir siendo fuerte y reconvertir el hecho en algo positivo. Dicen que a peor no vas a ir, si actúas; en cierto modo es cierto pero no deja de ser una claudicación, que en términos de coaching se llama “aceptación”.

Es un ironía, la vida es una ironía y un juego de cartas. Siempre hay una carta que puedes jugar, siempre puedes intentar guardarte un as en la manga y sacarlo en caso de apuro. El riesgo forma parte de la vida; ahora bien, no siempre ganas la partida. Acéptalo.

Yo, de momento, cuelgo los hábitos. Con fortaleza, eso sí, hasta que me aguanten las rodillas y también con mucha humildad y respeto hacia mi misma. Porque lo hago como sé y como puedo. En el fondo, muy en el fondo, sigo creyendo en la magia del baile de la vida.

Eva López Sala @SignOfMySoul

Anuncios